VIENE EL BUEN TIEMPO Y………¡CAMBIAMOS DE CALZADO!

Si el sol termina de salir, deja de llover y comienzan las temperaturas primaverales y veraniegas, es más que probable que cambiemos el calzado que llevamos. Zapatos más planos, menos rígidos, sandalias, chanclas……y todo tipo de calzado que nos deja el pie desprotegido y con más posibilidades de lesionarnos.
Una de las lesiones más habituales con los cambios de calzados es la fascitis plantar. Las fascias plantares son un conjunto de tejidos entre los que se encuentras músculos y tendones, que abarca desde las puntas de la cara plantar de los huesos metatarsianos ( base de los dedos ) hasta la tuberosidad del calcáneo ( el talón ). Una sobrecarga o un traumatismo puede tensar e inflamar esos tejidos y provocar dolor impidiendo una marcha correcta.
Aunque no es la única causa que puede provocar una fascitis plantar andar “chancleteando”, con un calzado muy plano con la suela muy fina y sin ninguna protección del tobillo puede generar esa sobrecarga de la que hablamos y, en consecuencia, dolor en la planta del pie que incluso le haga cojear a la persona que lo padece y tenga que dejar de hacer sus actividades de la vida diaria con normalidad. En el caso de ser deportista es muy probable que tenga que realizar reposo relativo.
Para identificar una fascitis debemos saber que el dolor es muy agudo en la planta del pie al levantarnos y dar los primeros pasos y suele ser muy intenso a la palpación en la tuberosidad del calcáneo ( el talón ).
El tratamiento que solemos aplicar los fisioterapeutas consiste en frío en primera instancia, masoterapia, estiramientos de los gemelos, sóleos y la propia planta del pie y electroterapia antiinflamatoria entre otras técnicas. Solemos indicar al paciente que se haga automasajes con una pelota de tenis en la planta del pie para aliviar las molestias y autoestiramientos de la musculatura antes indicada que le ayuden a recuperarse.
Como prevención: Un buen calzado, sin importarnos las modas, nos va evitar muchas lesiones en los pies a la larga. ¡Cuida tus pies!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies